Support & Downloads

Quisque actraqum nunc no dolor sit ametaugue dolor. Lorem ipsum dolor sit amet, consyect etur adipiscing elit.

s f

Contact Info
198 West 21th Street, Suite 721
New York, NY 10010
youremail@yourdomain.com
+88 (0) 101 0000 000
Follow Us

Go Zero Waste App

Sin pajita, gracias. 3 de febrero, Día Internacional sin Pajita

Hoy 3 de febrero es el Día Internacional sin Pajita (de plástico). Parece hasta ridículo dedicarle un día a un objeto así ¿verdad?.

Lo cierto es que las pajitas son uno de los productos que más contaminan los mares y océanos del mundo y al mismo tiempo, uno de los más innecesarios.

Por ello, vale la pena dedicar un día al año a hablar sobre el enorme impacto de este tubito desechable en el planeta.

España es el país de Europa que más pajitas utiliza: 13 millones cada día de media.

Las pajitas de plástico de un solo uso en datos

Greenpeace lanzó una campaña el pasado agosto de 2018 donde destacaba las siguientes cifras:

  • Las pajitas se usan unos minutos y tarda 500 años en descomponerse
  • Son el quinto tipo de basura más encontrado en las playas
  • España es el país de Europa que más pajitas utiliza: 13 millones cada día de media
  • Miles de aves y mamíferos marinos mueren cada año a causa de la contaminación de plástico de mares y océanos

La gran pregunta: ¿son necesarias?

Puede que, en un pasado, las pajitas sirvieran para evitar contagios por la falta de higiene.

Pero tal y como defienden campañas como “Mejor sin pajita”, las normas y controles de higiene en el sector de la restauración hoy en día no lo hacen necesario.

¿Qué diferencia hay para ti entre beber con o sin pajita?


Alternativas a las pajitas de plástico de un solo uso


Se plantean dos alternativas básicas:

  1. Dejar de usarlas y rechaza su uso cuando pidas bebidas en bares y restaurantes
  2. Si realmente la necesitas, usar alternativas como las de:

    –  Papel
    – Acero inoxidable
    – Bambú
    – Cristal
    – Pasta y otros comestibles (como el caso de la empresa Sorbos)

Campañas de sensibilización

Aunque el impacto de los plásticos de un solo uso va mucho más allá, el caso concreto de las pajitas centra varias campañas a nivel local y global.

A parte de la campaña de Greenpeace que hemos mencionado anteriormente, también destacamos:

The Final Straw

En inglés, decir “the final Straw” es como en español “la gota que colma el vaso”.  Se aprovecha el sentido figurativo para darle doble significado a la expresión (Straw significa pajita en inglés).

Mejor sin pajita (Millor sense canyeta)

Una iniciativa nacida en Colombia que tiene su réplica local en Barcelona (Millor sense canyeta), de donde somos el equipo de Go Zero Waste App, existe la campaña.

Esta iniciativa invita a bares y restaurantes a sumarse a la campaña coprometiéndose a no servir las bebidas con pajitas o bien ofreciendo opciones que no sean de plástico.

Un gran paso: prohibición en la Unión Europea en 2021

El pasado 24 de octubre de 2018, el Parlamento Europeo aprobó la prohibición de las pajitas de plástico de un solo uso para 2021.

Junto con las pajitas, también se prohibirán la comercialización de otros plásticos de un solo uso como bolsas, cubiertos, vasos, bastoncillos y botellas.

La Comisión Europea apuntaba en junio de 2018 que el 43% de la basura marina se compone exclusivamente de 10 tipos de objetos de plástico de un solo uso, principalmente los mencionados.

  La tortuga como símbolo

Según los mismos datos de Greenpeace , se calcula que entre el 40 y el 60% de las tortugas marinas en Europa ingestan plástico y que miles de aves y mamíferos marinos mueren cada año a causa de la contaminación de plástico.

La red está llena de imágenes y videos de tortugas confundiendo medusas con bolsas de plástico y animales heridos por la presencia de plástico en mares y océanos. Quizás este es uno de los que más duele…

Activa tu poder como consumidor: rechaza

Más allá de la prohibición en Europa en 2021, el resto del mundo y especialmente grandes polos turísticos como Bali, Ribera Maya, Cuba, Tailandia o Filipinas, quedan fuera de la legislación europea.

Por ello el mayor gesto individual es aplicar la “R” de rechazar y sumar esfuerzos para que especialmente el sector de la restauración deje de utilizar sin medida un objeto tan simple como dañino e innecesario.