Somos muchos los que crecimos con la idea que reciclando éramos ciudadanos responsables con el planeta. Esto calmaba nuestra ecoconciencia y nos hacía sentir mejor.

Pero lo cierto es que reciclar es la última de las tres famosas «R». Antes que esta van primero Reducir y después Reutilizar.

¿Y si reciclar no fuera necesario?

Reciclar es lo mínimo y en verdad no debería ser necesario, porque en un idílico sistema de producción bien diseñado, todo se aprovecha y reutiliza, por ello, no debería haber residuo que reciclar.

Reciclar ya no es suficiente. El verdadero cambio viene de modificar los hábitos de consumo y comprar mejor sin generar residuos.
Bienvenidos a la vida Zero Waste

Esto es lo que sostienen las ideas detrás de la Economía Circular o la filosofía del «Cradle to Cradle» (de la cuna a la cuna). Plantean un cambio revolucionario y de raíz de todo el sistema de diseño y producción.

¿Te imaginas que de golpe todo producto que no cumpla con esta idea desapareciera? Nos quedaríamos con bien poco porque estamos rodeados de cosas que acaban siendo residuo al final de su vida útil.

Entonces, ¿para qué reciclar?

Con todo esto no estamos opinando que no se deba reciclar. Más de uno se tomará nuestras palabras en el sentido equivocado y abrazará la excusa para dejar de separar, algo que a muchos da pereza.

No, lo que planteamos es que con ciertos cambios en tu vida, vas a reciclar lo mínimo porque al no generar residuos, no habrá nada que tirar en los famosos contenedores de colores.

¿Utópico? No tanto.

Qué puedes hacer para dejar de reciclar (tanto)

  • Crea hábitos. Si no sales de casa sin tu móvil también puedes llevar una simple bolsa de tela. Así evitarás ir pagando bolsas de plástico.
  • Planifica. Si vas a comprar una vez por semana, será más fácil que te acuerdes de traer de casa tuppers y envases reutilizables para tus compras. Menos bolsas, menos envases!
  • Rechaza! Empieza a decir que no. No a que en la pescadería te envuelvan las sardinas con 4 papeles y 2 bolsas. No a comprar esos aguacates envasados en plástico cuando ya vienen en su propia piel…
  • Sin estrés, poco a poco. No lo quieras cambiar todo de golpe. Esto de vivir sin generar residuos es un proceso, como todo en la vida. No es difícil, pero como todo hábito requiere tiempo. Disfruta del proceso.

Una app para ponértelo más fácil

Nosotros también estamos recorriendo este camino.

Dicen que si descubres que algo útil no existe es una oportunidad para crearlo tú y eso es lo que nos proponemos al crear Go Zero Waste App.

La tecnología y los smartphones son una gran oportunidad para poner información y herramientas en la palma de tu mano y conectar con personas que se encuentran en tu misma situación.

Para hacerlo posible, tenemos en marcha una campaña de micromecenazgo para reunir el dinero que nos permitirá hacer una primera versión de la aplicación. ¿Nos ayudas?

Un viaje de mil millas empieza con solo un paso
Lao Tse

Magda Cebrián & equipo Go Zero Waste App

Related Posts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *